los seis pasos para talar un árbol de manera correcta

Lo más importante a la hora de realizar un trabajo de tala de árboles es la técnica de trabajo adecuada y además crear un entorno seguro y efectivo.

Los pasos a seguir son:

1.. La planificación: La preparación del lugar es uno de los pasos fundamentales a la hora de empezar a realizar un trabajo. Una buena preparación de la tala y equipo forestal, facilitará tanto el pre como el post, del trabajo realizado. Las cosas más importantes a tener en cuenta son: Los posibles obstáculos (cables, carreteras, edificios, etc), la señalización correcta del lugar y la afluencia de gente.

2. Dirección de la caída: Hay que determinar el aspecto de las ramas, como crecen, la dirección del viento y la dirección de la caída natural. Uno de los protocolos a seguir y tener en cuentas es, habilitar una zona de 45 grados detrás del árbol en ambas direcciones.

3. Poda del tronco: Una vez habilitada la zona de caída, hay que delimitar esta zona. Antes de empezar con el trabajo a realizar, comprobaremos la disponibilidad de combustible, además de un excedente de este para posibles imprevistos. De este modo vamos a garantizar que el trabajo que realizará de principio a fin sin ningún impedimento.

4. Técnica de corte: Una vez realizada la poda hasta la altura del hombro, procederemos a realizar la tala. Es importante recordar dos cosas: la bisagra debe tener un grosor uniforme con las dimensiones adecuadas y la cuña de derribo o la barra desgajadora debe insertarse antes de que el árbol pueda enganchar la espada. 

5. Es importante diagnosticar si el árbol presenta enfermedades: Si la madera está descolorida o blanda, si el tronco tiene una apariencia hinchada, hay que tener mucho cuidado. Si ocurre esto, realiza la tala en el sentido de caída natural del árbol y utiliza un cabrestante si no estás seguro. La putrefacción normalmente disminuye cuanto más arriba en el árbol, por lo que una opción sería derribarlo dejando un tocón más alto de lo normal.

6. Elige la herramienta: El tamaño del árbol determina el tipo de equipo forestal necesario. En casos extremos, puedes utilizar una cuerda y un cabrestante, que constituyen la forma más segura y potente de derribar un árbol. Es muy peligroso talar un árbol sin tener el material, equipo y nociones necesarias, por ello contratar el servicio de unos profesionales del sector, evitará cualquier accidente y/o trabajo mal realizado.

Sin comentarios

Escriu un comentari